NOSOTROS

Publicado en por La espada de verdad

Creemos que las Escrituras enseñan que todo creyente debe separarse del mundo para Dios y, con la ayuda del Espíritu Santo, debe andar en el amor y la santidad cristiana, demostrando las características de honestidad, integridad, perdón y bondad. Además, creemos que cualquier avance en la demostración de estas características debe ir acompañado de humildad sincera y celo genuino para el avance de la causa de Cristo.

Creemos también que las Escrituras amonestan a cada creyente a que no ame al mundo ni las cosas que están en el mundo, sino mas bien que huya de los deseos malvados, que evite toda clase de maldad, y que abstenga de prácticas dudosas que podrían destruir su testimonio, ofender a su hermano, o dejar de glorificar a Dios.

Creemos que las Escrituras enseñan que el creyente debe separarse de la apostasía tal como se manifiesta en las organizaciones eclesiásticas que incluyen radicales, modernistas y liberales, y de los que promueven el compromiso con el error teológico. Esto se basa en el principio divino eterno de división entre la verdad y el error, y los mandatos específicos de Dios a que el creyente se separe de los incrédulos y de los creyentes desobedientes. Esta verdad debe practicarse con una actitud de devoción a Dios, de humildad, y de compasión, pero a la vez con convicción firme, con el fin de crear la condición y el ambiente correctos para poder alcanzar el objetivo deseado, es decir, la salvación de las almas perdidas por medio del Evangelio de Dios.

Creemos que el evangelismo ecuménico que involucra tanto a apóstatas como a creyentes verdaderos es una violación de los principios enseñados en la Biblia.

                                                                                                                       La espada de verdad

 

Para estar informado de los últimos artículos, suscríbase:

Comentar este post